7 febrero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

polo polo 2

Demencia vascular, enfermedad que padecia Polo Polo

Leopoldo Roberto García Peláez Benitez, mejor conocido como Polo Polo, murió a los 78 años en la madrugada de este 23 de enero; aunque hasta estos días la enfermedad del comediante no se había revelado.

En entrevista con Ventaneando, Paul García Peláez, hijo de Polo Polo, dijo que aunque la muerte del comediante se debió a causas naturales, fue el padecimiento que sufría su padre el que mermó su estado de salud.

García Peláez dijo que Polo Polo se negó a recibir atención médica profesional y prefirió permanecer en casa junto a su familia para vivir los últimos días con ellos.

Demencia vascular, la enfermedad que padecía Polo Polo

Paul García Peláez, hijo de Polo Polo, dijo en entrevista con Ventaneando que su padre sufría de una enfermedad llamada demencia vascular, pero qué es esto.

De acuerdo con Alzheimer Association, la demencia vascular es una disminución en las habilidades de pensamiento causadas por condiciones que bloquean o reducen el flujo de la sangre a varias regiones del cerebro, privandoles de oxígeno y nutrientes.

Un flujo sanguíneo inadecuado puede dañar y eventualmente matar células en cualquier parte del cuerpo, pero el cerebro es especialmente vulnerable.

En la demencia vascular, los cambios en las habilidades de pensamiento a veces ocurren repentinamente después de un accidente cerebrovascular, lo que bloquea los principales vasos sanguíneos del cerebro.

Las dificultades para pensar también pueden comenzar como cambios leves que empeoran gradualmente como resultado de múltiples accidentes cerebrovasculares menores u otra afección que afecta los vasos sanguíneos más pequeños y provoca un daño generalizado.

¿Cuáles son los síntomas de la demencia vascular?

La Alzheimer ‘s Association indica que el impacto de las condiciones vasculares de pensamiento varía ampliamente, según la gravedad del daño en los vasos sanguíneos y la parte del cerebro afectada.

La pérdida de memoria puede o no ser un síntoma importante según las áreas específicas del cerebro donde se reduce el flujo sanguíneo.

El daño vascular que comienza en las áreas del cerebro que desempeñan un papel clave en el almacenamiento y recuperación de información puede causar una pérdida de memoria muy similar a la enfermedad de Alzheimer.

Los síntomas pueden ser más evidentes cuando ocurren poco después de un derrame cerebral importante. Los cambios repentinos posteriores al accidente cerebrovascular en el pensamiento y la percepción pueden incluir:

  • Confusión
  • Desorientación
  • Problemas para hablar o entender el habla
  • Síntomas físicos del accidente cerebrovascular, como un dolor de cabeza arrepentido
  • Dificultad para caminar
  • Equilibrio pobre
  • Entumecimiento o parálisis en un lado de la cara o del cuerpo

¿Cómo puedo saber si tengo demencia vascular?

Las pautas de diagnóstico para la demencia vascular han utilizado una variedad de definiciones para la demencia y varios enfoques para el diagnóstico.

En 2011, la American Heart Association y la American Stroke Association emitieron una declaración científica conjunta sobre las contribuciones vasculares al deterioro cognitivo leve (DCL) y la demencia.

El diagnóstico de demencia se confirma mediante pruebas neurocognitivas, que implican varias horas de pruebas escritas o computarizadas que brindan una evaluación detallada de habilidades de pensamiento específicas, como el juicio, la planificación, la resolución de problemas, el razonamiento y la memoria.

Hay evidencia de imágenes cerebrales, generalmente con imágenes de resonancia magnética (IRM), que confirman:

Un derrame cerebral reciente u otros cambios cerebrales vasculares cuya gravedad y patrón de tejido afectado son consistentes con los tipos de deterioro documentados en las pruebas cognitivas.

No hay evidencia de que los factores no vasculares puedan estar contribuyendo al deterioro cognitivo.

Múltiples accidentes cerebrovasculares pequeños u otras afecciones que afectan los vasos sanguíneos y las fibras nerviosas en lo profundo del cerebro pueden causar cambios de pensamiento más graduales a medida que se acumula el daño.

Los primeros signos comunes de la enfermedad generalizada de los vasos pequeños incluyen problemas de planificación y juicio, risa y llanto incontrolados, disminución de la capacidad para prestar atención, deterioro de la función en situaciones sociales y dificultad para encontrar las palabras correctas.

También te puede interesar: Fallece el comediante Polo Polo

Recibe las mejores noticias diariamente en tu celular. Sólo escribe la palabra “Cadena” a nuestro whatsapp y recibe las mejores actualizaciones de nuestro portal.

Click aquí