7 febrero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Mental

¿Cómo tener una buena salud mental?

La salud mental realiza un papel importante en el bienestar general de nuestras vidas, cuando nos encontramos mentalmente sanos podemos disfrutar al cien de la vida y de quienes nos rodean, esto incluye sentirnos bien consigo mismo, mantener una buena relación y afrontar de la mejor manera el estrés. Aun así es normal que con el tiempo la salud mental cambie, pues todos nos enfrentamos a situaciones difíciles o complicadas en la vida pero el mantener buenos hábitos es una excelente forma de mantener una salud mental adecuada, esto ayuda a desarrollar habilidades que nos pueden ayudar si se llega a tener algún síntoma de algún problema de salud mental.

Alimentos y nutrientes para una buena salud mental

La calidad de los alimentos que consume puede afectar su salud física y mental. El intestino suele llamarse “el segundo cerebro” y se comunica con el cerebro, físicamente a través del nervio vago y químicamente a través de las hormonas y los neurotransmisores (mensajeros químicos que transportan señales entre las células). Las bacterias, los virus y los hongos que viven en el intestino se denominan “microbioma intestinal”: comer alimentos nutritivos es lo primero que puede hacer para mantener su microbioma intestinal sano y proteger el cerebro. Nutrientes importantes para la salud mental:

Nutrientes importantes para la salud mental

Ácidos grasos con omega 3: son esenciales para la salud del cerebro y reducen la inflamación y el riesgo de la enfermedad cardíaca.

Vitaminas del grupo B: ayudan a regular las sustancias químicas del cerebro, la función inmunitaria y los aminoácidos (los componentes básicos de las proteínas)

Vitamina D: es importante para la función cerebral, incluyendo el estado de ánimo y el pensamiento crítico

Puedes leer: Video.- Mexicanos sufren accidente en desierto de Qatar

El ejercicio

Mantenerse activo beneficia numerosos aspectos de la salud y puede prevenir el deterioro de los síntomas físicos y mentales. Dedicar tiempo al ejercicio y al movimiento cada día mejora la autoestima, la función cerebral y el sueño, y se ha comprobado que disminuye el aislamiento social y el estrés. El hacer ejercicio no tiene por qué ser intimidante.

No es necesario que haga ejercicio por horas; con solo 15 minutos de ejercicio intenso cada vez, diez veces a la semana, conseguirá la cantidad de actividad física recomendada. Solo una hora de ejercicio a la semana puede ayudar a prevenir los síntomas de la depresión.

Elija actividades que sean fáciles de integrar en su vida: pasee el perro por unos 20 minutos adicionales o realice algunos ejercicios en el suelo mientras mira una película o su programa favorito.

El sueño

Su salud depende en gran medida de cuánto usted descanse. El sueño influye en el estado de ánimo, la capacidad de aprender y crear recuerdos, la salud de los órganos, el sistema inmunitario y otras funciones corporales como el apetito, el metabolismo y la liberación de hormonas.

La calidad del sueño es importante, no solo el número de horas que se duerme.

Un Sueño De Buena Calidad Significa:

Estar dormido el 85% del tiempo que se está en la cama o más, dormirse en menos de 30 minutos y despertarse no mas de una vez por noche en un lapso máximo de 20 minutos.

Manejo adecuado del estrés

Lidiar con el estrés es una parte normal de la vida: todos lo experimentamos en épocas de demasiadas responsabilidades, pocas horas de sueño o preocupaciones externas como el dinero o las relaciones. En la mayoría de los casos, el estrés aparece y desaparece con bastante rapidez, y el cuerpo puede volver a su estado típico. Sin embargo, un estrés elevado y constante -porque no se puede aliviar el estrés o porque se enfrenta constantemente a situaciones estresantes (estrés crónico)- puede repercutir negativamente en la atención, la memoria y la forma de manejar las emociones a largo plazo.

Habilidades de afrontamiento

Las habilidades de afrontamiento son actividades o estrategias que puede utilizar para reducir o tolerar los sentimientos difíciles. No hay nada que funcione para todo el mundo, así que es posible que tenga que probar varias veces para descubrir qué lo ayuda. Pruebe una serie de técnicas para estar preparado para esos momentos en los que su bienestar empieza a decaer.

También puedes llevar una lista de lo que funciona para ti, como llamar a un amigo o hacer ejercicio en su casa. Esto hace que sea más fácil empezar cuando se encuentre en un estado mental difícil.

Crear una sistema de apoyo para tu salud mental

Tener personas con las que se relaciona y en las que se puede apoyar contribuye en gran medida a mejorar su estado de ánimo y su bienestar general. Los seres humanos somos seres sociales y nuestro cerebro está programado para buscar la conexión. Contar con personas que lo apoyen en los momentos de dificultad protege su salud mental a largo plazo. Un sistema de apoyo social sólido no solo puede evitar que los problemas o síntomas de salud mental se conviertan en un problema de salud mental que se puede diagnosticar, sino que también se ha demostrado que un sistema de apoyo social sólido mejora los resultados generales de la recuperación de un problema de salud mental.

Encuentre a las personas adecuadas:

Conectar con personas que comparten aficiones e intereses: es menos intimidante hacer nuevos amigos cuando ya se tiene algo en común.

Considere la posibilidad de realizar servicios comunitarios o de voluntariado. Dar a los demás es una forma estupenda de sentirse menos solo: conocerá a nuevas personas y probablemente se enterará de los eventos y recursos locales.

Concéntrese en las relaciones de calidad: tener una persona en la que realmente confíe le servirá más que muchas conexiones superficiales.

 

Recibe las mejores noticias diariamente en tu celular. Sólo escribe la palabra “Cadena” a nuestro whatsapp y recibe las mejores actualizaciones de nuestro portal.

Click aquí