1 octubre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

#CadenaVerde – No es conocimiento lo que falta, es coraje para enfrentar la degradación ambiental

Al ritmo que vamos, vivir en el mundo va siendo cada vez más complicado. Ese hábitat paradisiaco del que teníamos referencias va desapareciendo a una velocidad dañina para la sobrevivencia humana. De estos estragos da testimonio una bibliografía abundante y responsable al punto de que el cambio climático y la degradación del medio ambiente se relacionan con una de las megatendencias que moldea el futuro según Cornish (2004). En el artículo “¿Qué es el futurismo?” de Orama, V. (2008), cita a Cornish, editor de la revista The Futurist, para referirse a las megatendencias que representan la forma en que se desarrollan los acontecimientos a través de este tiempo.

Los cuestionamientos que surgen permitirán pronosticar el futuro. La degradación del medioambiente se manifiesta con un aumento en el uso y escasez del petróleo, escasez de agua, contaminación de los océanos, la extinción de animales y plantas. A esto se suma además la deforestación, el calentamiento global y el cambio climático. Siendo estos indicadores de una problemática que está afectando a toda la humanidad. A los pobres y ricos, a los países desarrollados y a los que están en vía de desarrollo.

La degradación del medioambiente es una tendencia que tiene sus implicaciones en la sociedad, en los individuos y en la educación. El cambio climático es un problema global que ha sido tratado por los expertos de todo el mundo. Estos han concluido que el clima cambia, debido a causas naturales y a causas de origen antropogénico.

La degradación medioambiental es un hecho. Sus manifestaciones son observables: contaminación de los cuerpos de agua, extinción de las especies, pobreza, enfermedades, contaminación del aire, cambios en el clima, desastres naturales. El cambio climático se manifiesta con prolongadas precipitaciones, aumento de la temperatura, períodos largos de sequía, cambio de dirección de los vientos, deshielo en los polos, cambios en las migraciones de los animales, tormentas, ciclones, maremotos y aumento del nivel del mar. Los datos publicados en los informes dan cifras alarmantes y un ascenso de la temperatura, las precipitaciones y el aumento del nivel del mar. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Grupo Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) y la Organización Mundial de Meteorología (OMM), constituyen los organismos que le dan seguimiento a los resultados de las investigaciones, y a las conclusiones de las Convenciones y Conferencias que se han realizado sobre el clima y el cambio climático.

Estas conferencias son la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático: 1979, 1990, 2007,2008, 2009; la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UCFCCC), el Protocolo de Kyoto, 1997. Los resultados de los eventos citados anteriormente, se publican en forma de informes. Algunos de ellos son: Desarrollo Humano 2007-2008. La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido (PNUD), Cambio climático 2007: informe de síntesis del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC); Cambio climático y biodiversidad 2002 IPCC.

Las implicaciones del cambio climático en mi trabajo como ecologista representan un compromiso en la divulgación para influir en la sociedad y lograr cambios en sus hábitos de consumo y comportamiento frente al medio ambiente. Una oportunidad para desarrollar actividades de investigación y participar en foros, conferencias, seminarios y debates sobre la problemática ambiental. Insertar en la educación básica actividades dirigidas a incrementar la investigación y participación de los estudiantes sobre un tema del futuro que es responsabilidad de todos combatir.

Esto implica además hacer propuestas para insertar la transversalidad de la dimensión ambiental en las políticas del país para alcanzar el desarrollo sostenible. También el papel de las instituciones educativas en la prevención y mitigación del cambio climático; las políticas de los países en desarrollo; las soluciones a corto plazo de manera global; el papel de los educadores como agente de cambios en el comportamiento de los individuos; el papel de la economía de orientar a la sociedad a consumir menos y al no derroche; la participación de los grupos ambientalistas en los organismos como la ONU, PNUMA.

Las preguntas que surgen después de caminar, colaborar y emprender: ¿Por qué hay opiniones diferentes sobre un problema que afecta a toda la humanidad? ¿Implicará la solución del cambio climático volver al pasado? ¿Es la producción más limpia que la solución? ¿Qué tiempo tomaría a la humanidad eliminar por completo los combustibles fósiles? ¿Se logrará un cambio de hábitos en las personas sin conocimientos y sin educación ambiental? ¿Cuáles son los beneficios de la inserción de la dimensión ambiental en la aurícula universitaria sobre el cambio climático?

Estas preguntas constituyen una brecha para mantenerme en la búsqueda de datos sobre un problema que afecta a todos los ecosistemas, ya sean humanos o no. Debemos actuar de manera unida contra el cambio climático ya. Debemos tener una visión optimista del futuro. Ser futurista garantiza una buena planificación y acción. Esto es lo que se requiere, porque tal como expresó Sven Lindqvist: Tú ya sabes lo suficiente. Yo también lo sé. No es conocimiento lo que nos falta. Lo que nos falta es el coraje para darnos cuenta de lo que ya sabemos y sacar conclusiones.

Contacto.

Facebook: Ariel Pérez Garduño

Twitter: @ArielPerez117