1 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Cadena Cultural

Porque los domingos también son de cultura…

José Luis Cuevas fue pintor, escritor, grabador, escultor que formo parte de la generación de la Ruptura, desde sus inicios como artista plástico alcanzó un prestigio nacional e internacional, su obra está formada por una estética única, llena de cualidades plásticas originales y ese particular ahínco en reforzar la libertad del artista.

Nació en la Ciudad de México el 26 de febrero de 1934, hijo de Alberto Cuevas Gómez quien fuera piloto comercial y de María Regla Novelo pintora, hermano del psicoanalista y médico Alberto Cuevas Novelo. Cuando cursaba la primaria ganó un concurso de dibujo infantil con su autorretrato niño obrero, a partir de entonces le llamaron “el güerito pintor”. Ingresó en la Escuela Nacional de Pintura y Escultura La Esmeralda, que abandonó poco tiempo después al enfermar de fiebre reumática quedando postrado en cama durante dos años, en ese tiempo dibujó personajes que observaba desde su ventana.

Es considerado como uno de los representantes del neofigurativismo, fue fundador de la Generación de la Ruptura, este movimiento artístico es consecuencia de la Revolución Mexicana surgió la necesidad de instruir al pueblo sobre su identidad y sobre el orgullo de su historia, el cual generó una ruptura por los artistas jóvenes, definida por un cambio tanto formal como ideológico, se buscaba la vinculación con las tendencias internacionales, originalidad, nuevas formas de percibir el arte y separarse de uno que había empezado como revolucionario pero que con el tiempo se había convertido en académico.

Realizó ilustraciones para The News, además de dar clases de historia del arte en el Coronet Hall Institute, su hermano Alberto, lo llevaba al manicomio La Castañeda, donde tuvo como modelo a enfermos mentales, a los diecinueve años, expuso en la Galería Prisse de Ciudad de México, donde le descubrió el director artístico de la Unión Panamericana, José Gómez-Sicre, quien un año después montó en Estados Unidos una exposición de su obra.

Su formación como artista es prácticamente autodidacta, fue parte del muralismo mexicano y del neofigurativismo, se le atribuye el bautizo de la “Zona Rosa”: el corredor que va de Insurgentes a Reforma era usado para exhibir arte y el decidió, por la admiración que le tenía a la artista Rosa Carmina, llamarla Zona Rosa. Realizó exposiciones en Caracas, Lima, La Habana, y Buenos Aires, donde hizo amistad con Jorge Luis Borges, continuaron otras exposiciones en Nueva York y París, tuvo participación en festivales de arte por todo el mundo como la Bienal de São Paul, para después realizar su segunda exposición individual en New York.

También expuso en la Galería del L’Obelisco, en Roma, dos de sus obras Los Funerales de un Dictador y el tríptico La Caída de Franco, provocaron un conflicto diplomático entre España e Italia, por ello España pidió que las obras sobre el dictador fueran retiradas.

En 1962, expone una serie de obras basadas en la escultura la Magdalena Pilosa de Tilman Riemenschneider. Para la década de los 70’s expuso decenas de autorretratos en el Centro Cultural Universitario de la UNAM, montando exposiciones en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México, el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, el Museo de Arte de San Francisco, el Museo de Arte de Phoenix, y el Museo de Arte Moderno de París. Su litografía La Maga, fue premiada en la III Bienal de San Juan del Grabado Latinoamericano.

En 1976, el Museo de Arte Moderno de París, le dedicó una gran retrospectiva de sus trabajos, tiempo en el que se autoexilió al no sentirse valorado en México, durante la década de los 80’s realizó la exposición ” Marzo, Mes de José Luis Cuevas” donde se pudo observar simultáneamente en galerías en París, la Ciudad de México y Barcelona, además de crear una serie de dibujos llamados Intolerancia recorrió universidades y museos en los Estados Unidos, Canadá, México y Europa.

Para 1992 fue inaugurado el Museo José Luis Cuevas, en el antiguo monasterio de Santa Inés en el centro histórico de la Ciudad de México, un año después fue designado Creador Emérito por El Sistema Nacional de Creadores de México, en 1998, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, le dedicó una “Retrospectiva de dibujo y escultura” a la que agregó una serie de pequeñas esculturas llamada Animales impuros, en 1999 la Fundación Pablo Picasso (con el que fue comparado en diversas ocasiones) presentó la muestra “José Luis Cuevas. Obra Gráfica “, en el año 2000 participó en exhibiciones colectivas de la Fundación Miró, en Palma de Mallorca y en el Museo Picasso, de Málaga.

Presentamos parte de su obra:  Autorretrato caminando, Acapulco, Fumadero chino II, Masturbación, Retrato de Beatriz del Carmen, Animal transgénico, Animal transgénico y Las Cartas.

Alterno la pintura con la escultura, creando para la inauguración del Museo José Luis Cuevas, una escultura en bronce de ocho metros de altura y ocho toneladas de peso, La Giganta. Además donó a la ciudad otra escultura de grandes dimensiones, Figura mirando el infinito, instalada en el área central cerca del Paseo de la Reforma. En 2001, donó a la ciudad de Colima, la escultura Figura Obscena, bestia antropomorfa arrodillada con una de sus cuatro patas levantada en una postura similar a la de un perro al lado de un árbol, que provocó intensas protestas públicas.

Recibió los reconocimientos: el Primer Premio Internacional de Dibujo, Bienal de São Paulo (1959); Primer Premio Internacional de Grabado, I Trienal de Nueva Delhi (1968); Premio Nacional de Bellas Artes, por el gobierno de México (1981); Doctor honoris causa por la Universidad Autónoma de Sinaloa (1984); Premio Internacional del Consejo Mundial del Grabado, San Francisco (1984).   Recibió la Orden de Caballero de las Artes y de las Letras de la República Francesa (1991) y nombrado Artista de la Ciudad por el Gobierno del Distrito Federal de México.

Contrajo matrimonio con Bertha Riestra, directora del Museo José Luis Cuevas, con la que tuvo tres hijas: Mariana, Ximena y María José, en el 2000, su esposa falleció a causa de un cáncer de mama y leucemia. Un año después conoció a Beatriz del Carmen Bazán, con la que se casó en 2003, y en 2005, se hizo cargo de la dirección del museo.

Falleció el 3 de julio de 2017, a los 83 años, a causa de un cáncer de colon con metástasis en los pulmones, en Ciudad de México.

Jose Luis Cuevas tuvo tanto éxito que Picasso compró dos de sus ilustraciones y era considerado, en el mundo del arte, como uno de los más grandes exponentes del dibujo.

Nos leemos el próximo domingo en Cadena de Cultura….