Magdalena Andersson, a horas de ser nombrada primera ministra de Suecia, renunció el miércoles tras una derrota presupuestaria en el parlamento.

Su socio de la coalición, del Partido Verde, dejó el gobierno de minoría formado por dos partidos.

La propuesta presupuestaria del gobierno fue rechazada a favor de una presentada por la oposición que incluye a los populistas demócratas de Suecia de la derecha.

La propuesta se aprobó con una votación 154-143.

Cabe mencionar que la medida se produce antes de que ella estuviera completamente en el cargo.

También puedes leer  Estudiante que vendía gomitas en Tamaulipas logró llegar a la NASA

La líder del Partido Socialdemócrata, decidió que era mejor dimitir al puesto, después de hacer historia al convertirse en la primera mujer en dirigir al país.

“Para mí, es una cuestión de respeto, pero tampoco quiero dirigir un gobierno en donde podría haber bases para cuestionar su legitimidad”

Anteriormente fue ministra de Finanzas, informó al presidente del parlamento Andreas Norlén que todavía está interesada en dirigir un gobierno socialdemócrata de un partido.

Magdalena Andersson también dijo que “un gobierno de coalición debería renunciar si un partido opta por dejar el gobierno. A pesar del hecho de que la situación parlamentaria permanece inalterada, necesita juzgarse otra vez”.

Sin embargo el Partido Verde retiró el apoyo a su gobierno, dijo que está preparado para respaldar a Andersson en una nueva votación para nombrar un primer ministro.

El vocero de dicho partido lamento la decisión de Andresson.

Andersson, de 54 años, dijo que le había dicho al presidente del Parlamento que esperaba ser reelegida como primera ministra al frente de un “gobierno socialdemócrata de partido único”.