Es lamentable que todavía la gran mayoría de marcas de cigarrillos realizan pruebas en animales como gatos, perros, hámsters, cerdos indios, conejos y monos.

Animales son sometidos a fumar entre 6 y 10 horas al día, de 5 a 7 días a la semana.

También puedes leer  Día Mundial del cáncer de pulmón

Estos son algunos de los métodos que utilizan para realizar estas pruebas:

1) Los animales se sujetan o cubren sus hocicos en tubos y reciben constantemente humo de cigarrillo en los bronquios a través de la ventilación.

2) Se aplica asfalto de cigarrillo a la piel del animal para promover el crecimiento de tumores cutáneos.

3) Se instalan dispositivos en la cabeza de los animales para estudiar los efectos del tabaco.

4) Se corta una abertura en la garganta de los animales para pasar una tubería para respirar grandes cantidades de humo de cigarrillo.

¡TODOS DEBEMOS TRABAJAR JUNTOS PARA DETENER ESTO AHORA!

Cuando fumas cigarrillos, en los laboratorios financiados por las industrias tabaqueras están siendo torturados miles de animales.

Los experimentos en animales engañaron al público durante años ya que ratas, ratones, perros, no desarrollarán cánceres en sus pulmones como lo hacen los humanos.

Las enfermedades relacionadas con el tabaquismo provienen de estudios epidemiológicos y clí­nicos en humanos, no en animales.

Atarles máscaras con correas en la cara a ratas, ratones y monos y forzarles permanentemente a respirar el humo del tabaco.

Las compañí­as tabacaleras han escondido los experimentos con animales durante años, tratando inútilmente de morigerar los efectos del tabaco en humanos.

Experimento tras experimento intentan probar que el fumar no mata.