En el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2021
(COP26), en Glasgow, Escocia, en su calidad de integrante del Consejo para la Transición a Vehículos de Cero Emisiones, México suscribió una declaración de carácter no vinculante, con un enfoque de responsabilidades comunes pero diferenciadas, para que los gobiernos de mercados emergentes y economías en desarrollo (como México) trabajen intensamente hacia una adopción y proliferación de vehículos de cero emisiones.

Asimismo, se hizo un llamado para que los países desarrollados fortalezcan la oferta de apoyo y colaboración internacional para facilitar una transición global justa y equitativa.

Lo anterior, para contribuir a que los automóviles y camionetas nuevas que se vendan en el mundo a partir de 2040 sean de cero emisiones, y a más tardar a partir de 2035 en el caso de los mercados automotrices más grandes.

El compromiso de México tiene un enfoque global y va alineado a los compromisos con nuestros socios comerciales.

Avanzar en la agenda de vehículos cero emisiones es crucial para mitigar el cambio
climático y mejorar la calidad del aire. Esto debe hacerse de manera justa y equitativa para contribuir a la reducción de desigualdades económicas, ambientales y sociales a escala global.

De este modo se contribuye también al avance de la Agenda 2030 para el Desarrollo
Sostenible.

La declaración fue suscrita por diversos países desarrollados y en desarrollo, ciudades, gobiernos locales, fabricantes de automóviles, empresas de flotillas, plataformas de movilidad compartida, inversionistas con intereses en el sector automotriz y cámaras empresariales de diversos países.