Boris Johnson, es criticado por volar en un jet privado para viajar de Glasgow a Londres porque tenía una cena con unos amigos.

Estas criticas surgen entorno a la Cumbre de las Naciones Unidas para el Cambio Climático de Glasgow (COP26).

Te podría interesar Aeroméxico, nuevos requisitos para viajar a USA

Por lo que un grupo de jóvenes activistas  llaman la “doble moral” de los líderes mundiales, que por un lado hablan de salvar al mundo y por otro siguen desarrollando políticas medioambientales nocivas.

Se suma un escandalo con la utilización de vehículos de gran cilindrada y altamente contaminantes.

Para trasladar a los mandatarios de los países más ricos del mundo y a grandes multimillonarios como Jeff Bezos.

Se descubrió el gran compromiso que tenía Boris Johnson la noche del martes, cuando decidió salir rápidamente de la rueda de prensa que dio en la COP26.

El viaje de Johnson se suma a la indignación que ha provocado entre los asistentes a la COP26 y los militantes y simpatizantes de los movimientos ecologistas

Se traslado con una nutrida flota de nueve autos más las 12 motocicletas y la custodia desde el aire de un helicóptero de la policía hacia el aeropuerto de Glasgow.

A su llegada a Londres lo esperaba otra nutrida escolta de vehículos le trasladó a toda máquina a su compromiso ineludible.

Su compromiso era una cena en un “club privado sólo para hombres” con sus antiguos compañeros del periódico Daily Telegraph.

La oposición se sumó al malestar y el enojo que impera en la juventud ecologista y calificó la postura de Johnson de “una hipocresía abrumadora”.