En Brasil fue encontrado un puma que por su color fue considerado extinto desde hace 80 años.

Específicamente en la ciudad de Río de Janeiro, la última vez que se había registrado la aparición de este ejemplar fue en 1930.

Fueron captadas imágenes del puma por una cámara de vigilancia del Sitio Burle Mark, una reserva ecológica.

Un grupo de biólogos de la Universidad del Estado de Rio de Janeiro (UERJ) comenzó a seguir el rastro del puma.

La reaparición fue tema de un artículo reciente en la publicación científica Check List.

Los expertos siguieron al animal mediante los rastros que dejaba por el lugar, es decir, por arañazos, huellas en los árboles.

También fue visto en parques cercano al sitio Burle Mark.

El puma concolor, cuyo pelaje es marrón grisáceo a rojizo, fue catalogado en las especies oficialmente extintas en la Lista Municipal de Especies Amenazadas de Flora y Fauna de Río de Janeiro.

Cabe mencionar que la especie no esta extinta a nivel mundial, pero sí en Brasil.

Este felino vive desde el sur de Yukón, en Canadá, hacia el sur de la cordillera de los Andes y la Patagonia en América del Sur.

Especialistas e investigadores de la especie, esperan que las autoridades de Brasil implementen estrategias para cuidar tanto al felino como a su hábitat.

El biólogo Jorge Pontes explicó que se trata de la “reaparición de la especie y no solo de un individuo deambulando por la zona”.
El puma concolor o león de montaña puede alcanzar los 2,30 metros de largo y un peso mayor a los 70 kg