Bangkok, capital de Tailandia, en esa zona se han encontrado cientos de autos que se han transformado en macetas de cultivo.

Medios locales reportan que los habitantes de la metrópoli asiática han estado padeciendo desde hace algunos meses duras restricciones a causa de contagios de Covid-19.

De los sectores más afectados han sido los taxistas quiénes han tenido que recurrir al cultivo de autoconsumo.

Pequeñas macetas sobre el techo de sus autos aparcados desde hace varios meses.

Una de las principales actividades económicas de Bangkok se concentra en el arribo de turistas que año con año dejan una fuerte derrama económica por la adquisición de bienes y servicios de todo tipo.

Con la llegada de la pandemia y las restricciones del gobierno, los conductores están pasando una de las peores crisis de su historia.

Varios de los conductores de estos taxis se encuentran endeudados y con pocas capacidades de conseguir ganancias.

Algunas cooperativas se han unido, de ahí surge la idea de utilizar el espacio donde se encuentran estacionados cientos de taxis abandonados como un lugar para hacer cultivos de autoconsumo y ayudar a las personas en apuros económicos.

Los trabajadores de la cooperativa de taxis Ratchaphruek decidieron confeccionar unas macetas con revestimientos de contenedores de plástico, marcos de bambú y algo de tierra.

Chiles, pepinos, albahacas y pimentones crecen a lo largo de este aparcamiento con más de 200 autos parados en estado de deterioro.

Las verduras que se consiguen cultivar en este espacio son para alimentar a los taxistas y sus familias.

Mthai el portal de noticias local, las cooperativas han enviado cartas a diversas instancias gubernamentales sin recibir respuesta.