La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha comprometió a enviar expertos en prevención de la explotación sexual en 10 operaciones de campo.

Luego del escándalo en la República Democrática del Congo donde su personal y otros trabajadores humanitarios abusaron de mujeres, así lo informaron diplomáticos.

83 trabajadores humanitarios, una cuarta parte de ellos empleados por la Organización Mundial de la Salud, estuvieron involucrados en casos de explotación y abusos sexuales durante la epidemia de ébola en el país de 2018 a 2020.

Los principales donantes occidentales han presionado a la Organización Mundial de la Salud para que lance una investigación externa independiente más profunda, exigiendo saber cómo se permitió que ocurrieran los delitos.