Disparos durante la protesta en Beirut, al menos  seis personas murieron y una treintena resultaron heridas este jueves.

Disparos en Beirut durante una manifestación de los movimientos chiítas Hezbolá y Amal contra el juez encargado de investigar la explosión en el puerto de la capital libanesa en agosto de 2020.

Varias áreas de Beirut se convirtieron en una zona de guerra.

Disparos incesantes y explosiones resonaban a lo lejos del palacio de Justicia, ante el que se habían reunido centenares de manifestantes, vestidos de negro, algunos de ellos armados, comprobaron los periodistas de Afp.

Bassam Mawlawi, el ministro interior dijo en rueda de prensa que ya había seis fallecidos y que algunos habían recibido una bala mortal en la cabeza, los disparos fueron obra de “francotiradores”.

Hombres armados que llevaban brazaletes de Amal y Hezbolá respondieron a los disparos.

Los disparos fueron con ametralladoras y cohetes RPG, en el barrio residencial de Tayouné, que parecía una zona de guerra.

Algunos hombres armados tomaron posiciones en los tejados de los edificios.

Entre los fallecidos hay una mujer de 24 años que recibió una bala en la cabeza cuando estaba en su casa.

A través de un comunicado Hezbolá y Amal también acusaron a “francotiradores apostados en los tejados de los edificios” de haber disparado contra los manifestantes.

Acusaron a “grupos del (partido cristiano) de las Fuerzas Libanesas desplegados en los barrios y tejados aledaños” de disparar contra los manifestantes.

Según la Cruz Roja libanesa, informó que en total, 30 personas resultaron heridas,  y fueron socorridas por ambulancias cerca del Palacio de Justicia.

Cabe mencionar que en las redes sociales circulaban videos de estudiantes escondidos bajo sus mesas o echados en el suelo en clase.