Casi 19 mil niños y niñas migrantes han cruzado la selva del Darién, en lo que va del año, cerca de tres veces más que en los cinco años anteriores juntos.

Así informó el lunes la oficina para América Latina y el Caribe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En un comunicado el organismo indicó que uno de cada cinco migrantes que cruzan esta zona fronteriza son niños y niñas, y la mitad de ellos son menores de cinco años.

Los cuales están especialmente expuestos a la violencia, incluidos abusos sexuales, trata y extorsión por parte de bandas criminales.

Unicef ha informado que desde principios del año 2021, más de 150 niños, incluyendo recién nacidos, han llegado a Panamá sin sus padres.

Esto supone un aumento de casi 20 veces en comparación con el año pasado, mientras que en esta selva la violencia sexual es utilizada cada vez más y de forma intencionada por las bandas criminales como instrumento de terror.