Los Papeles de Pandora han dejado al descubierto las riquezas ocultas de los grandes contratistas de Petróleos Mexicanos (Pemex), así lo ha informado el medio El País.

La última filtración a la que ha tenido acceso el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación revela cómo los dueños de cuatro grandes proveedoras de la petrolera abrieron sociedades en paraísos fiscales y movieron millones de dólares en estructuras opacas.

Los principales contratistas de Pemex que aparecen en los documentos está Amado Yáñez Osuna, accionista de Oceanografía, una empresa que protagonizó uno de los casos de fraude más grandes en México.

Durante los sexenios de Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012), Yáñez —que asumió el control de la firma desde finales de los noventa, donde la compañía logró obtener un centenar de contratos por 38.493 millones de pesos, para una diversidad de servicios, como reparación y mantenimiento a plataformas marinas, de acuerdo con una recopilación hecha en las plataformas de transparencia.

Pese a las históricas denuncias del saqueo a Pemex que hicieron los miembros del actual Gobierno, al menos Blue Marine y Grupo R siguieron recibiendo contratos en la Administración de López Obrador.

Cabe mencionar que los servicios que ofrecen estos paraísos fiscales priorizan el máximo secretismo y operan con unos complejos esquemas diseñados para esquivar a las autoridades fiscales.