El Servicio de Administración Tributaria (SAT) se puso bravo con la exsecretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y con el padre de Enrique Alfaro, Gobernador de Jalisco, a quienes les canceló su registro como fedatarios públicos por no ponerse al corriente.

El SAT canceló las cuentas de mil 22 fedatarios públicos inscritos en el llamado ‘esquema de inscripción en el RFC a través del fedatario público por medios remotos’.

Cabe mencionar que el SAT hizo una revisión de los trámites de inscripción, y sobre el cumplimiento de requisitos, entre 2006 y hasta el 30 de abril de 2021.

Así mismo el SAT destaca que los resultados de sus modelos de redes, se detectaron facturas electrónicas y declaraciones de operaciones con terceros, por lo que se prevé que; “los inscritos por fedatarios sean factureras o empresas fantasmas, comparados con los que se inscriben en las oficinas del SAT”.

Por lo cual se cancelo el registro de la exsecretaria de Gobernación, y actual senadora de la República Mexicana, Olga Sánchez Cordero, quien aparece como fedataria de la Notaría Pública 182, registrada en Prado Sur 225, en la Colonia Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México.