Entre las joyas que recibió la Fonoteca Nacional se encuentra la grabación del Himno Nacional Mexicano y la Marcha a Porfirio Díaz, interpretados por la Banda de Policía en la inauguración del Monumento a la Independencia en 1910, así como algunas de las primeras grabaciones comerciales de música realizadas en el país en los albores del siglo XX.

Son más de 7 mil elementos, con dicho acervo se constituyó la Fonoteca regional Reynaldo Mota Molina, bautizada así en señal de agradecimiento al donante, la cual fue inaugurada el 10 de agosto en el Museo Histórico de la Sierra Gorda, en Jalpan de Serra, Querétaro, como parte de los festejos por el 30 aniversario de ese recinto.

Cabe mencionar que el donante vio como primera opción a Radio de Querétaro, entidad donde vive, pero al no lograr concretar el trámite, unos amigos le sugirieron la Fonoteca Nacional, institución que de inmediato se interesó y la cual, tras realizar un proceso de filtración del material, hizo una selección de casi 2 mil 450 elementos, por ser documentos que no se tenían y necesitan estar en las bóvedas para inventariarse.

Don Reynaldo desconoce el valor económico de este acervo, aunque sabe que los aparatos para reproducir y algunas grabaciones alcanzan altos precios en el mercado.