Investigadores del Hospital Brigham y de Mujeres, en colaboración con la  Universidad Harvard y la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, en Estados Unidos, han diseñado un páncreas bioartificial que ofrece un tratamiento más rápido  para los pacientes de diabetes tipo 1, según publican en la revista Proceedings, de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Actualmente existen varios métodos de tratamiento nuevos y emergentes para esa afección, como los dispositivos de macroencapsulación (DEM), compartimentos diseñados para albergar y proteger las células secretoras de insulina.

Sin embargo estos dispositivos tienen varias limitaciones y la ampliación para su uso en humanos ha sido un reto, por lo que investigadores han diseñado uno mejorado por convección (ceDEM), que puede bañar continuamente las células con los nutrientes que necesitan y mejorar la capacidad de carga celular, al tiempo que aumenta la supervivencia celular, la sensibilidad a la glucosa y la secreción oportuna de insulina.