• Trabajan en el lugar retirando escombro, acordonando y evacuando la zona para evitar más riesgos.
  • Informa Gobernador Alfredo Del Mazo que autoridades estatales, federales y municipales ya se encuentran en la Colonia Lázaro Cárdenas 3a. Sección, en Tlalnepantla.

Un deslave de rocas registrado en la Colonia Lázaro Cárdenas, en Tlalnepantla, afectó varias viviendas, por lo que al lugar llegaron cuerpos de emergencia para atender a la población.

El Gobernador Alfredo Del Mazo Maza informó, a través de su cuenta de Twitter, que personal del Gobierno estatal, en coordinación con autoridades federales, ya se encuentra en las inmediaciones del Cerro del Chiquihuite, donde se presentó el deslave, para auxiliar a los damnificados.

“Los cuerpos de emergencia del @Edomex en coordinación con autoridades federales y municipales ya se encuentran en la Colonia Lázaro Cárdenas 3a. Sección, en #Tlalnepantla, tras el deslave del Cerro del Chiquihuite”, refirió.

Asimismo, señaló: “He instruido al Coordinador General de @pciviledomex y a los secretarios de @SEDUO_Edomex y @SEMOV_Edomex, apoyar y agilizar los trabajos de aseguramiento del cerro para evitar más derrumbes y de remoción de material para localizar posibles personas afectadas”.

En el lugar trabajan cuerpos de emergencia retirando escombro, acordonando y evacuando la zona para evitar más riesgos.

Al sitio de la contingencia arribaron unidades de PC estatal y municipal, Bomberos Tlalnepantla y Atizapán de Zaragoza, Base Fénix, Cruz Roja, equipo USAR Ciudad de México y elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México acordonaron y delimitaron la zona.

También la Secretaría de Salud estatal apoya con tres ambulancias y un vehículo de rescate del Servicio de Urgencias del Estado de México (SUEM).

Por su parte, la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) envió de inmediato a un equipo de especialistas para colaborar en la situación.

Además, se suma a las labores de atención a la emergencia en Tlalnepantla, con el envío de maquinaria pesada y operadores, para apoyar en la remoción de rocas y el resto del material que se derrumbó en esa zona habitacional.