De acuerdo a una investigación publicada en Trends in Ecology and Evolution, la investigadora de aves Sara Ryding, de la Universidad de Deakin (Australia), señala que el cambio climático que hemos creado ejerce gran presión sobre las aves, y aunque algunas especies se adaptarán, otras no.

Sara Ryding señala que el cambio climático es un fenómeno complejo y polifacético que se ha producido progresivamente, por lo que es difícil señalar una sola causa, estas modificaciones se han producido en amplias regiones geográficas y una gran variedad de especies, por lo que hay poco en común aparte del cambio climático.

Entre las especies que han sufrido cambios podemos encontrar a varias especies de loros australianos han mostrado, por término medio, el aumento de 4 a 10 por ciento en el tamaño del pico desde 1871, y esto está positivamente correlacionado con la temperatura del verano cada año.

Estas modificaciones en los loros significa que están evolucionando para sobrevivir al cambio climático, sin embargo no se conoce cuales sean las otras consecuencias ecológicas de los cambios, o de que todas las especies sean capaces de transformarse y sobrevivir, así lo menciono Rayding.