Autoridades de Florida informaron que un tiroteo suscitado la mañana del domingo dejó al menos cuatro personas muertas, entre las que se incluye a un bebé.

A través de la cuenta de Twitter de la Oficina del Sheriff del Condado de Polk, se informó que se identificó al sospechoso como Bryan Riley.

Hasta ahora, se desconocen los motivos del tiroteo; autoridades policiacas se reservaron la identidad de los adultos y el bebé asesinados. Testigos aseguran que el altercado fue más que intenso, hasta que Bryan Riley salió del domicilio y se rindió ante los agentes.