En aguas del Golfo de México fue detectado un derrame de petróleo debido al paso del huracán Ida, que causó grandes daños en los Estados Unidos. Dicho derrame es de aproximadamente 22 kilómetros de extensión.

A pesar de que las autoridades norteamericanas ya han identificado el derrame, debido al mal tiempo no han podido acceder a la zona donde se ubica la mancha.

Ante esto, las autoridades han comenzado a especular sobre presuntas instalaciones dañadas de empresas dedicadas a la exploración de hidrocarburos.

Por último, cabe mencionar que el paso del huracán Ida de categoría 4, tocó la costa de Luisiana cerca de Port Fourchon, donde destruyó instalaciones eléctricas y causó daños a la infraestructura de refinerías, dejando a algunas fuera de servicio.