• Este sábado, cerca de 400 migrantes salieron desde Tapachula con destino a la frontera norte.

Este domingo, funcionarios mexicanos de seguridad y migración bloquearon el paso a una nueva caravana de migrantes. Además, detuvieron a varias personas, como parte de las acciones del gobierno para disolver el grupo apenas un día después de que partiera desde el sur de México hacia Estados Unidos.

Alrededor de las 5:00 del domingo, efectivos de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM) irrumpieron en una cancha deportiva de Chiapas, para frenar el avance de la caravana migrante. Los efectivos llegaron en varias camionetas al sitio, se bajaron e intentaron “encapsularlos”, cerrándoles el paso por el puente y hacia el pueblo.

Aunque la mayoría logró escapar, varias decenas de mujeres, muchas con niños, quedaron atrapadas en el recinto deportivo y terminaron entregándose a las autoridades.

Cabe mencionar que el presidente Andrés Manuel López Obrador instó a los migrantes a quedarse en el sur de México y dijo que reiterará al gobierno estadounidense que es necesario otorgarles visas de trabajo temporal.