Los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han aumentado sus demandas y protestas en cada uno de los estados en los cuales tienen presencia, sin embargo, los maestros no regresan a dar clases.

Los dirigentes promueven en Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Ciudad de México, el rechazo a clases presenciales, e incluso las virtuales, contrario a la iniciativa gubernamental de retorno a actividades escolares.

Los activistas piden dinero, plazas, cajas de ahorro, bonos y otras demandas para reiniciar clases.

En Oaxaca, la Sección 22 pide reinstalar maestros cesados, plazas para normalistas, dotar a los docentes de herramientas para clases virtuales, internet gratis y mejoras en servicios de salud.