Por: Liliana García Navarro / InterSIP

El lunes 23 de agosto de este año, dio inicio el ciclo escolar 2021-2022 en el estado de Coahuila, siendo una fecha histórica para nuestro estado, después de un año y medio llevando a cabo las clases en línea a consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Los estudiantes tuvieron que pasar por el filtro en donde se les tomó la temperatura, para luego presentar la carta responsiva firmada por los padres de familia y posteriormente aplicar el gel antibacterial y poder entrar a las aulas.

En el ingreso y salida a los planteles, la sana distancia entre cada alumno de 2.25 metros, salones ventilados, uso de gel y cubrebocas.

La Secretaría de Salud del estado, mantendrá en vigilancia a cada uno de estos planteles, sigue en pie, el cierre parcial de salones o planteles en caso de registrarse un caso de Covid-19. Cabe señalar que el total de las maestras y maestros en el estado ya recibieron su dosis de vacuna.

Es importante resaltar que, en nuestro estado de Coahuila, existen escuelas estatales y federales. Las escuelas estatales son financiadas por el estado y las escuelas federales son las que tienen recursos asignados por la federación.

Las escuelas en este nuevo inicio escolar 2021-2022 en nuestro estado de Coahuila ya sean estatales y federales, entraron a un novedoso proyecto, en donde se adelantaron a la fecha oficial del gobierno federal el cual se denominó “escuela piloto para clases hibridas”, y solamente aquellas que fueran inscritas en tiempo y forma, serían asignadas para inicio de clases. Dentro de una serie de requisitos que las escuelas públicas estatales y federales deberían de contemplar como mínimo era que aquella institución educativa tendría que estar en buenas condiciones para un inicio de clases presenciales seguros, que contaran con lo esencial, es decir, luz, agua, lavabos, baños, jabón, papel etc.

En un caso muy particular, en donde no contaban ni con luz y donde no debieron autorizar el regreso a clases presenciales, esto por la culpa del mal criterio de su directora, que, por cierto, a la fecha ya no funge como tal, en la escuela Federal Técnica 41 Ubicada en Blvd. Jesús Valdez Sánchez 3275, Oceanía, 25290 Saltillo, Coahuila iniciando clases presenciales.

Algunos padres de familia no están siendo responsables en cuidar la salud de sus hijos, llevándolos a la escuela, con tos y fiebre, pero lo peor de todo es que algunos estudiantes están asistiendo con familiares directos, es decir, viviendo en el mismo techo del hogar con Covid-19, que han dado positivo y que se encuentran recuperándose en el mismo domicilio de los alumnos.

La falta de responsabilidad de esos padres de familia, no solo es con ellos mismos, sino pone en riesgo la salud de los maestros, alumnos, y personal administrativo, así como las familias de los grupos mencionados que están confiados a que no peligre la salud de cada miembro de la familia. Pero no siendo suficiente con la irresponsabilidad esos seudo padres que, a sabiendas de tener la obligación de cuidar a sus hijos en casa, hacen lo contario, dejando toda la responsabilidad en las manos de las profesoras y profesores de la escuela Federal Técnica 41.

Es una total decepción que haya padres de familia irresponsables, si eso les hacen a sus hijos, imagínese a los demás.

Esperemos que en este inicio escolar 2021-2022, todos se cuiden con sinergia entre padres de familia, maestros y maestras, haciendo un buen equipo por la salud de todos, en esta nueva normalidad tenemos que echarle muchas ganas y no dejar nuestra salud en manos de los demás, siendo responsables de nosotros mismos y de los demás.

Porque como dicen, si no te cuidas tú, nadie lo hará por ti. La pandemia no ha terminado, debemos estar conscientes de este problema mundial. www.intersip.org

 

Si no te cuidas tú, nadie lo hará