La entrega del Premio Nacional Carlos Montemayor de este año, entrego reconocimientos a representantes de las familias Tecla Parra, Jiménez Sarmiento, Gallangos Cruz, Gorostiola Toriz, Cabañas y Corral García, quienes hablaron de la gran cantidad de injusticias que sufrieron por la participación de algunos de sus integrantes en el movimiento armado de izquierda.

La presidenta del comité organizador, Susana de la Garza, explicó que “esta gran fiesta de reconocimiento” surgió en 2010 por la necesidad de proteger a luchadores sociales en riesgo por su trabajo en beneficio de los sectores más marginados de la sociedad.

Cabe mencionar que este premio se otorga a personas que contribuyen desde las ciencias, las artes o el periodismo a dar voz a los que históricamente han sido silenciados.

Así mismo de la Garza destaco que le toca al Poder Judicial cumplir con una específica responsabilidad y no confundir la integridad del Estado con la impunidad de un gobierno.