Tanto los huracanes como los ciclones, tormentas tropicales y los tifones, son manifestaciones con grandes cantidades de lluvias y fuertes vientos, sin embargo, contrario a lo que mucha gente piensa, si existe una diferencia entre estos fenómenos.

De acuerdo con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, a estos fenómenos naturales se les denomina “ciclón” cuando ocurren en el océano Índico y el océano Pacífico sur, “huracán” si suceden en el océano Atlántico occidental y el océano Pacífico oriental, y “tifón” en el océano Pacífico occidental.

Además, estos tres fenómenos refieren a grandes sistemas cerrados de circulación de aire en la atmósfera, en los que hay fuertes vientos que rotan en el sentido opuesto de las agujas del reloj en el hemisferio norte y en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio sur.

Huracán y tifón son los nombres locales que reciben las tormentas originadas en el Caribe y en la región del Mar de China respectivamente, aunque son el mismo tipo de tormenta que los ciclones tropicales.

Un ciclón tropical es una amplia zona de baja presión, es decir, una zona de inestabilidad del tiempo, la cual se acompaña de nublados, lluvias, tormentas eléctricas y rachas de viento, que se origina en el mar en forma de un gran remolino que genera vientos fuertes. tiene tres etapas importantes: Depresión tropical, tormenta tropical y huracán, es decir que los tres son ciclones tropicales pero de distinta intensidad.