Ante la presencia de la variante Delta del Covid-19 que ha causado un incremento de contagios y hospitalizaciones de niños en Estados Unidos, algunos estados y condados de ese país replantean el regreso a clases presenciales o buscan imponer medidas más estrictas de distanciamiento o de salud, tales como presentar certificaciones de vacunaciones a personal docente, pruebas PCR, uso estricto de cubrebocas y la ventilación de cada salón.

Así mismo, en otros estados han sido los padres de familia quienes han solicitado a las autoridades escolares mantener un sistema híbrido, el cual permita a los niños continuar con su educación a distancia.

Por su parte, en México, esta semana se anunció que se solicitaría a los padres de familia una carta responsiva sobre la decisión de mandar a los niños a la escuela, un kit de limpieza para los planteles y se determinó que a partir del 30 de agosto se regresará de manera presencial.