El presidente Biden, recibió en la Casa Blanca a líderes latinos, con los que hablo de la inmigración, economía y la crisis climática.

El presidente de Estados Unidos reafirmo su compromiso de impulsar a corto plazo una reforma migratoria que incluya una vía a la ciudadanía para millones de indocumentados, e incluirla en una ley de gasto que los demócratas quieren aprobar sin votos republicanos.

La reunión tuvo una duración de una hora y media, también estuvo presente la  vicepresidenta Kamala Harris, el presidente “expresó su apoyo a una reforma migratoria a través del proceso de reconciliación” que impulsan los demócratas en el Congreso así lo explico la Casa Blanca a través de un comunicado.

Esta propuesta de los demócratas abriría una vía a la ciudadanía para los dreamers, jóvenes que llegaron al país siendo niños, además de millones de indocumentados que han sido considerados trabajadores esenciales durante la pandemia y los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal.

Cabe mencionar que  el paquete de gasto social es de  3.5 billones de dólares que estan impulsando los demócratas  en el Congreso, partido de Biden, el cual  quieren aprobar mediante un mecanismo conocido como reconciliación, que les permitiría prescindir de votos republicanos.