Este martes las autoridades de Ecuador notificaron la nulidad de la carta de naturalización del australiano, Julian Assange, creador de Wikileaks, atendiendo una demanda de lesividad interpuesta por la cancillería.

Es importante mencionar que un activo de naturalización es lesivo cuando se otorga sobre la base de ocultación de hechos relevantes, documentos falsos o de fraude a la ley en el procedimiento de concesión, por ejemplo, el hecho de que la carta de naturalización tuvo múltiples inconsistencias: firmas distintas, posible alteración de documentos y tasas impagas etc.

A través de su cuenta de Twitter el abogado de Assange, Carlos Poveda, publicó que “No respetaron debido proceso, imposibilitan comparecencia de demandado. Ojalá no sea otro caso ya juzgado por la opinión publica”. Así mismo añadió que no se valoró “medios probatorios o ponderar validez. Por ventaja, aún hay recursos”.

En enero de 2018 Julian Assange, recibió la ciudadanía ecuatoriana, como parte de un intento del gobierno de Lenín Moreno para convertirlo en diplomático y así poder sacarlo de la embajada de Londres, sin embargo el intento fallo ya que el Tribunal Contencioso Administrativo de Pichincha revocó dicha petición.

Por su parte la cancillería dijo a la AP que “este es un pronunciamiento de la justicia, que ha actuado en forma independiente y seguido el debido proceso frente a un caso acontecido en el gobierno anterior y que le fue planteado por el mismo gobierno anterior”.