Valve ha hecho oficial lo que ya se venía filtrando desde hace tiempo: su llegada al terreno de los PC portátiles con dispositivo propio y plenamente compatible con Steam. El dispositivo ha sido bautizado como Steam Deck, una máquina portátil con pantalla de 7 pulgadas realizada con tecnología AMD que estará a la venta en diciembre.

El sistema estará basado en Linux, aunque será capaz de ejecutar juegos para Windows, dando una compatibilidad total con el catálogo de Steam.

La consola contará con una pantalla táctil de 7 pulgadas y 400 nits, con una resolución de 1280×800 píxeles. Además de los botones y ganchos típicos de una consola también incluirá dos trackpads para reemplazar al ratón en juegos donde sea necesario. Un giroscopio también que permita interactuar con el juego moviendo la propia consola.