• Durante el periodo vacacional debe intensificarse la vigilancia de medidas preventivas, pero respetando los derechos humanos: Jorge Olvera.

El ombudsperson mexiquense Jorge Olvera García reitera el llamado a las autoridades estatales y locales a coadyuvar en la salvaguarda de los derechos a la vida y a la protección de la salud en el entorno pandémico, insistiendo en la respetuosa pero intensiva vigilancia de las medidas de prevención y protección contra la COVID-19 y la variante delta, ante el riesgo real de contagios durante el periodo vacacional.

En entrevista, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) advirtió que la repercusión de una tercera ola de contagios puede impactar más gravemente la vida de las y los mexiquenses, al afectar de nuevo los ámbitos social, económico, político y cultural, pues la pandemia ha representado la mayor amenaza a la que se ha enfrentado la humanidad poniendo en peligro el libre ejercicio de los derechos humanos.

El doctor Olvera García explicó que la Codhem ha emitido tres Recomendaciones Generales en las que ha solicitado a las autoridades sanitarias garantizar el acceso igualitario a los servicios médicos, la dotación suficiente de equipamiento e insumos para el personal de salud, así como el respeto y protección a la integridad de dicho personal; además de recomendar la observancia irrestricta a los derechos humanos en las actividades de vigilancia de la aplicación de medidas preventivas.

Detalló que la Recomendación General 1/2020 sobre la atención a la pandemia por COVID-19 con perspectiva de derechos humanos, exhorta a proteger a los grupos poblacionales en situación de vulnerabilidad; asimismo, dijo, la Recomendación General 2/2020 sobre el uso del cubrebocas para garantizar el derecho a la protección de la salud frente al COVID-19, señala la importancia de ese elemento como barrera para evitar contagios.

El presidente de la Codhem destacó que, en este momento, los términos de la Recomendación General 3/2020 sobre la adopción urgente de medidas frente al repunte de contagios de COVID-19 en el Estado de México y acciones que refuercen y garanticen el Derecho a la Protección de la Salud, son totalmente vigentes al llamar a las autoridades municipales a implementar campañas de difusión para disuadir y evitar reuniones masivas de personas para disminuir el riesgo de contagios del coronavirus.

De esta manera, concluyó, la Codhem contribuye a garantizar el ejercicio del derecho humano a la protección a la salud, sin olvidar que toda decisión emanada del poder público en la emergencia sanitaria debe asegurar la vigencia del Estado Constitucional y la continuidad de la vida institucional y democrática, adoptando criterios internacionales en materia de derechos humanos.