La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, dio a conocer a través de un informe, que 12.3% de la población mexicana se ubica por debajo del nivel mínimo de consumo de energía alimentara, esta cifra supera al 7.1% que e había reportado en el periodo de 2017 a 2019.

Cabe mencionar que la desnutrición o privación de alimentos corresponde a aquella proporción de individuos cuya ingesta de alimentos está por debajo del nivel mínimo de necesidades de energía alimentaria requeridas.

Es importante mencionar que el número de personas subnutridas sigue igual trayectoria, con un repunte de hasta 17.2 millones de personas para el 2028-2030 desde 9 millones entre 2017-2019.

De acuerdo al último informe de la FAO la pandemia de la enfermedad por COVID-19 podría provocar un aumento de 130 millones de personas afectadas por el hambre crónica en todo el mundo a finales de 2020, más del doble de lo que aumentó la población que pasaba hambre en los últimos cinco años y que llegó a 690 millones de personas en 2019.