El mundo superó este miércoles las 4 millones de muertes registradas a causa de COVID-19, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins.

El secretario general de la ONU, António Guterres, lamentó la “trágica cifra” y exigió hacer llegar vacunas a todo el mundo para frenar de una vez por todas la enfermedad, reportó la agencia EFE.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director la Organización Mundial de la Salud, dijo que algunos países con altas coberturas de vacunación están abandonando las medidas sociales de salud pública y “se relajan como si la pandemia ya hubiera terminado”, mientras planean desplegar las vacunas de refuerzo en los próximos meses.

“Las variantes están ganando actualmente la carrera contra las vacunas debido a la producción y distribución desigual, lo que amenaza la recuperación económica mundial. No tenía que ser así y no tiene que ser así en el futuro”, advirtió durante conferencia de prensa.

Por lo que Mike Ryan, jefe de Emergencias de la OMS, instó a los gobiernos a que sean reabran muy cuidadosamente, sin perder lo que han ganado en los esfuerzos por combatir la pandemia durante estos meses.