Erika Liane, turista portuguesa muere al resbalar con una piedra y caer a la corriente de la cascada “Agua Azul”, el cuerpo de la joven de 23 años de edad, fue encontrado esta tarde después de varias horas de búsqueda por parte de las autoridades municipales y socorristas.

Erika iba acompañada de su novio, Johans Aigner, de 24 años y de origen alemán, quien narra los hechos del accidente, haciendo mención que cuando se acercaron a una zona peligrosa.

Es importante mencionar que Protección Civil informó que a las actividades de búsqueda se incorporaron integrantes de la Unidad de Rescate Acuático de la Secretaría de Protección Civil, quienes a las 15:41 horas fue hallado el cuerpo atrapado en unas rocas.

Asimismo, el gobierno del estado informó a la Embajada de Portugal en México de este incidente.