De acuerdo a las cifras del Departamento de Defensa de Filipinas, informó que tres civiles fallecieron en el siniestro, se encontraban en la zona donde se impacto el avión.

Este accidente ocurrió en el sur de Filipinas, tres de ellas civiles, mientras que 53 personas, incluidos cuatro civiles resultaron heridos en el siniestro, tanto civiles como militares están recibiendo tratamiento.

Es importante mencionar que la aeronave, C-130 Hércules de cuatro motores, realizaba la maniobra de aterrizaje en un aeródromo de la isla de Jolo cuando se pasó de la pista y no pudo volver a tomar altura alrededor de las 11:30 hora local hasta estrellarse contra un campo cercano.

Dentro de la aeronave viajaban soldados que en su mayoría acababan de graduarse e iban a ser desplegados en un batallón que combate contra varios grupos extremistas islámicos que se refugian en el remoto archipiélago de Jolo, en el suroeste de Filipinas.