El domingo autoridades reguladoras de China exigieron a las tiendas de aplicaciones móviles que dejen de ofrecer la aplicación de transporte compartido DiDi Chuxing, símil chino de Uber, por “abusar de los datos de los usuarios”.

Así también pidió la Administración del Ciberespacio de China  pidió a la empresa que tome “medidas concretas” para “solucionar vacíos legales existentes conforme a las regulaciones y los estándares nacionales” con el objetivo de “garantizar la seguridad de la información de los usuarios”.

Cabe mencionar que este anunció se produce pocos días después de que Pekín informara de la apertura de una investigación de ciberseguridad contra DiDi, lo que provocó que sus acciones cayeran el viernes en Wall Street poco después de su debut en ese parqué.