Para los pueblos indígenas originarios han logrado su reivindicación histórica que ocupaban el sitial de honor que merecen en un país profundamente negacionista, racista y segregacionista, Elisa Loncón Antileo, mujer mapuche, académica, lingüista, activista, acaba de ser electa presidenta de la Convención Constitucional en Chile, esto es histórico para estos pueblos en Chile.

Con 96 votos de los 155 convencionales de los cuales 17 son representantes directos de los pueblos originarios, apabullando al elegido de la lista derechista Vamos por Chile, Harry Jürgensen, que logró 36, uno menos de su sector.

Sin embargo la elección de la profesora Antileo fue estremecedora, las palabras que pronunció inmediatamente después, cuando asumió el cargo, se graban en la historia de Chile, vestida ella de sus indumentarias ancestrales.

Elisa Loncón Antileo pronunció su discurso en el que dijo  “Un saludo grande al pueblo de Chile, desde el norte hasta la Patagonia, desde lafkuen (mar, espejo de agua) hasta la cordillera, en las islas, a todos quienes escuchan. Aquí estamos lamien (hermano, de la mujer mapuche), agradecer su confianza y que depositaron su sueño en el llamado de la Nación Mapuche para votar por una mujer mapuche, para cambiar la historia. Nosotros lamien muy felices por esta fuerza, que es para todo Chile, para todas las regiones, las naciones originarias y organizaciones”.

También dijo “Nos corresponde honrar a los muertos de los 500 años, de las naciones originarias y después del Estado de Chile, las mujeres víctimas del femicidio, por quienes murieron durante la dictadura, los de las revuelta del 18 de octubre, de la ocupación militar del Walmapu, por todos los muertos de las naciones originarias, para honrar la historia de grandes luchadores sociales, vamos a tomar un minuto de silencio”.