A causa de la pandemia empresas hicieron ajustes en su plantilla laboral, otros optaron por despedir a su personal, ajuste de sueldo y otras pudieron conservar a sus trabajadores con el mismo salario, así lo dio a conocer el  análisis del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores  sobre el mercado laboral en 2020.

Cabe mencionar que de las 16.5 millones de relaciones laborales activas al cierre de diciembre del año pasado, 4.1 millones tuvieron una disminución de su salario diario integrado, al pasar de 502.4 pesos a 392.2 pesos, mientras que 12.4 millones de derechohabientes mantuvieron su salario.

Así también las personas que se incorporaron al mercado laboral durante los últimos dos meses de 2020 entraron con un salario medio integrado de 233.9 pesos, por debajo del salario medio de los que dejaron de cotizar cuando empezó la pandemia.

Es importante señalar que los empleados entre 40 y 60 años mantuvieron su empleo sin ninguna afectación en su salario. Esto puede deberse a que, contrario a lo observado en los empleados más jóvenes, el grupo de mediana edad percibe mayor ingreso, cuenta con mayor experiencia laboral, educación y acumula más antigüedad en el empleo.