El congresista estadounidense Brian Babin envió una carta a los departamentos de Estado y del Tesoro para oponerse a la venta de las operaciones de la refinería de Shell Oil en Deer Park, Texas, a Petróleos Mexicanos (Pemex), al considerar que la estatal no está preparada para operarla, lo cual generaría un accidente industrial.

“Pemex no tiene la experiencia ejecutiva, gerencial o técnica para operar esta instalación de vanguardia de manera segura”, declaró.

“Esta venta aumenta enormemente los riesgos de un accidente industrial, de una seria degradación ambiental local y daños a nuestra economía local debido a una mala gestión empresarial”, sostuvo.

Planteó que Pemex tiene un historial problemático cuando trata con empresas estadounidenses y un historial de dar marcha atrás a contratos, solicitar sobornos y jugar sucio en disputas corporativas.

Así mismo, advirtió que “ninguna de las refinerías de Pemex en México se puede comparar con las instalaciones de última generación en Deer Park, y es dudoso que Pemex pueda recurrir a los profesionales experimentados en operaciones, cumplimiento y mantenimiento necesarios para administrar de manera segura una refinería integrada en el Estados Unidos”.