• El nanosatélite se dedicará al procesamiento de imágenes.

El nanosatélite D2/Atlacom-1 se encuentra a bordo del cohete Falcon-9 de SpaceX a la espera de ser lanzado, es el primero con fines comerciales al servicio de una empresa mexicana. Dicho dispositivo fue desarrollado por del consorcio internacional Hyperactive, integrado por Nano Avionics, Dragonfly Aerospace y la empresa poblana Space JLTZ.

A las 2:30 horas de este miércoles, el Cohete Falcón 9 ejecutó la misión con éxito, logrando no solo elevar el nanosatélite mexicano, sino regresando por octava ocasión el propulsor del cohete, demostrando la posibilidad de reducir los costos de los viajes especiales de forma acelerada.

El D2/Atlacom-1 cuenta con un sensor que permitirá procesar imágenes captadas desde el espacio, las cuales pueden tener uso en sectores como el agroalimentario, automovilístico, de transporte, infraestructura, y gubernamental.