La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), llama a avanzar en el fomento del trato digno hacia las personas con discapacidad, basado en el respeto, la igualdad y la confianza en sus capacidades, porque merecen las mismas oportunidades, afirmó la psicóloga e instructora especializada María Cristina Torres Rivera.

En conferencia virtual, explicó que sobre todo en el servicio público se deben conocer y respetar las características, preferencias y habilidades de quienes viven con discapacidad física o motriz, visual, auditiva, intelectual y/o psicosocial; y que al brindarles servicios o atención se debe utilizar un lenguaje inclusivo, con términos correctos y evitando estereotipos y prejuicios, como los de género y edad.

La psicóloga comentó que el artículo 8 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establece para ellas el trato digno y la toma de conciencia de la sociedad y familiares, para evitar la vulneración de sus derechos humanos y dar soluciones efectivas a sus requerimientos específicos.

Al citar que la discapacidad no es una enfermedad sino una condición de vida, Torres Rivera destacó que la Codhem insiste en su llamado a la sociedad a tomar conciencia sobre las capacidades, habilidades y fortalezas de este sector, para que alcancen su desarrollo, sean independientes y puedan hacer aportar libremente a la misma sociedad, sin las barreras y actitudes negativas que les cierran oportunidades laborales o educativas.

Dijo que a través de las acciones de sensibilización y capacitación que el Organismo Defensor brinda a los sectores social e institucional se fomenta el trato justo y el respeto a su dignidad, así como la eliminación de obstáculos sociales, de comunicación o de infraestructura, reconociendo que son personas con derechos y deberes y que la familia y la comunidad son participantes activos en su integración social y desarrollo personal.

Por último, la especialista de la Codhem afirmó que la inclusión social, familiar, laboral y educativa y social, así como el ejercicio pleno de los derechos humanos de las personas con discapacidad es todavía un enorme desafío para las políticas actuales de igualdad y no discriminación, por el que se tiene que seguir luchando desde todos los ámbitos de la sociedad.

DATO:El lenguaje inclusivo es una herramienta esencial para dar un trato digno a las personas con discapacidad, por tanto se sugiere utilizar términos no discriminatorios ni peyorativos.

INCORRECTO (Ejemplos) CORRECTO (Ejemplos)
Discapacitado (a), incapacitado (a), enfermito (a), persona con capacidades diferentes. Persona con discapacidad.
Lisiado (a), minusválido (a), inválido (a), paralítico (a), mutilado (a), tullido (a). Persona con discapacidad motriz o física.
Mongolito (a), retardado (a), tarado (a), retrasado (a) mental. Persona con discapacidad intelectual.
Loco (a), loquito (a). Persona con discapacidad psicosocial.
Sordomudo (a), sordito (a) y todos los diminutivos. Persona con discapacidad auditiva o personas sordas.
Invidente, cieguito (a) y todos los diminutivos. Persona con discapacidad visual o personas ciegas.