• Los ataques fueron en contra de milicias apoyadas por Irán.

Este domingo el Pentágono informó que las fuerzas armadas de Estados Unidos llevaron a cabo ataques aéreos en zonas de Irak y Siria contra milicias respaldadas por Irán, en respuesta a los asaltos con drones de los rebeldes contra efectivos e instalaciones de Washington en suelo iraquí.

Dichos ataques se produjeron por orden del presidente Joe Biden, siendo la segunda vez que ordena incursiones de represalia contra las milicias respaldadas por Irán desde que asumió el cargo hace cinco meses.

“Como lo demostraron los ataques de esta noche, el presidente (Joe) Biden ha dejado en claro que actuará para proteger al personal estadounidense”, declaró el Pentágono en un comunicado.

Funcionarios estadounidenses creen que Irán está detrás del aumento de los ataques con aviones no tripulados y de los lanzamientos periódicos de cohetes contra el personal y las instalaciones de Estados Unidos en Irak, donde el ejército ha estado ayudando a Bagdad a combatir los remanentes del Estado Islámico.