Cuando quedaban apenas 45 kilómetros para terminar el recorrido de la primera etapa del Tour de Francia, la pancarta de una aficionada provocó la caída masiva de medio pelotón. Ante esto, el Tour de Francia tiene intención de presentar una denuncia contra la espectadora.

El primer ciclista en impactar con la pancarta fue Tony Martin y después cayeron todos uno detrás de otro. Cuatro ciclistas tuvieron que abandonar por las heridas (Jasha Sutterlin, el lituano Ignatas Konovalovas, el francés Cyril Lemoine y el español Marc Soler) y otros muchos sufrieron contusiones en diferentes partes del cuerpo.

La mujer que provocó el caos mostraba un cartel a la cámara a unos 45 kilómetros para la meta de Landerneau. La Gendarmería de Finisterre, departamento por el que transcurrió la etapa, informó a todo el mundo de lo sucedido e invitó a buscar e intentar identificar a la espectadora, al tiempo que anunció la apertura de una investigación por heridas involuntarias que acarrean un importante baja laboral.