Durante su habitual conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el personal médico y de enfermería que fue contratado para la atención de la pandemia provocada por el Covid-19 no será despedido, enfatizando que se necesitan médicos, enfermeras y especialistas.

“No vamos a despedir a los que ya se contrataron en la pandemia; además que nos ayudaron en los momentos más difíciles, los necesitamos porque hay un déficit de médicos. Ojalá y los defensores del conservadurismo corrupto atendieran esto”, declaró el mandatario nacional.

Así mismo, López Obrador explicó que el déficit de médicos se debió en parte a una política “absurda” de rechazo de quienes querían estudiar medicina o especializarse.

Mientras en el último año del pasado gobierno se especializaron 8 mil médicos, sostuvo que ahora se encuentran en este proceso 20 mil y se busca llegar a 30 mil, no sólo para especializarse en México, sino también en el extranjero.