Anonymous en días pasados colgó un mensaje en YouTube donde amenazaba a Elon Musk, líder de Tesla y SpaceX ,  diciéndole que a causa de sus tuits, miles de familias que dependen de las criptomonedas sufren su volatilidad.

“Millones de personas cuentan con las ganancias de sus criptomonedas para mejorar sus condiciones de vida. Jugar con el precio de las divisas destruye vidas”, predicaba el grupo de ciberactivistas.

Sin embargo, Musk respondió ante esta amenaza con un par de tuits, donde más allá de expresar que se siente intimidado, se mofa de Anonymous.

Con un tuit donde sólo pone un par de signos de admiración, el CEO de Tesla colgó una imagen donde se ve la característica máscara del grupo de activistas y la leyenda: ‘Hannah Montana es en realidad Miley Cyrus’. Una sentencia obvia, dado que el personaje de televisión siempre ha sido conocido por ser interpretado por Cyrus.

Posterior a publicar el tuit con la imagen que alude a Anonymous, Musk decidió soltar otro mensaje en su Twitter, como respuesta a una duda que la cuenta Cointelegraph soltó, donde decía que no se podría estabilizar el bitcoin y que se trataba de una moneda fluctuante.

Ante esto, Musk adelantó que su compañía Tesla volverá a aceptar la moneda.

“Cuando haya confirmación de un uso razonable de energía limpia (aproximadamente el 50%) por parte de los mineros con una tendencia futura positiva, Tesla reanudará las transacciones de bitcoins”, apuntó Musk.

Su acción generó un revuelo en la criptodivisa, pues se volvió a disparar casi un 12% y está por recuperar los 40,000 dólares en su valuación.

Anonymous ha señalado en su vídeo que Elon Musk “muestra un claro desprecio por las personas trabajadoras” y lamenta que continúe burlándose de ellos publicando memes “desde una de sus mansiones millonarias”.

Además, el grupo de activistas criticó que Musk nunca podrá entender los riesgos que conllevan sus publicaciones en Twitter porque “nació rico gracias a la herencia de una mina de esmeraldas del apartheid sudafricano y no tiene idea de cómo es la lucha para la mayoría de la gente trabajadora en el mundo”.

Sin embargo, a pesar de los mensajes emitidos por el grupo de ciberactivistas, Musk mantiene su tono desenfadado.