Este lunes los líderes de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) se reencontraron en Bruselas, Estados Unidos es considerado uno de los aliados estratégicos ante los europeos.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg dijo que con la cumbre “abrimos un nuevo capítulo”; por su parte el presidente de Joe Biden reiteró su intención de “revitalizar” la relación en el seno de la poderosa alianza militar, con el objetivo de superar las tensiones surgidas durante la gestión de su predecesor Donald Trump.

Cabe mencionar que el presidente estadounidense advirtió que la OTAN enfrenta nuevos desafíos planteados por la presencia de Rusia y China; declaró que “Hay un reconocimiento creciente en los últimos años de que tenemos nuevos desafíos. Tenemos a Rusia, que se comporta de modo diferente de lo que esperábamos, y tenemos a China”.

Es importante destacar que Stoltenberg, dijo este mismo lunes que “no habrá una nueva guerra fría con China, pero debemos enfrentar los desafíos planteados por China a nuestra seguridad”.

Por lo que el presidente Biden y sus aliados de la OTAN buscan  reconstruir su unidad con relación a Afganistán, después que el gobierno de Trump anunció su retirada de ese país sin consultar son los otros miembros de la alianza militar.