La diputada calificó como una “bola ensalivada” la declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre una posible alianza entre representantes de los partidos Morena y del Revolucionario Institucional para lograr una mayoría calificada en la Cámara de Diputados.

Agregó que la invitación del presidente de la república es una sombra sobre el voto que logró el PRI para que negocien por separado del bloque opositor que construyó la ciudadanía para el Congreso.

La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados señaló que las reformas constitucionales deben aprobarse con o sin el presidente del país y destacó que durante la actual Legislatura se han construido mayorías calificadas donde han tocado 40 por ciento de los artículos constitucionales.

Para Dulce María Sauri que el presidente quiera el diálogo con el bloque opositor, le parece muy conveniente y aseguró que ojalá se dé, pues en la Legislatura que está por concluir dijo que nunca se dio y espera que se establezca el diálogo de manera conjunta con el resto de las fuerzas políticas.

Finalmente fue clara al calificar como un gravísimo error de estrategia que el PRI acepte un diálogo con el gobierno federal por sí mismo y no como parte de una fuerza opositora.