Con 96.37 por ciento del escrutinio, en un proceso con final abierto según fuentes del órgano electoral, el candidato socialista Pedro Castillo pasó a encabezar la elección con un 50.28 por ciento de los votos contra 49.72 frente a su rival Keiko Fujimori.

Es importante destacar que la ventaja de la candidata de derecha se redujo a medida que se hacía el conteo de las actas de mesas de las zonas rurales y selváticas.

Cabe mencionar que Fujimori denunció “indicios” de fraude. “Hemos notado que ha habido una estrategia de Perú Libre (partido de Castillo) para distorsionar o dilatar los resultados que reflejen la voluntad popular”, así lo declaró ante los medios.

Sin embargo Castillo expresó desde antenoche que “solamente el pueblo va a salvar al pueblo”, al pedir mesura a sus seguidores en su pueblo natal, Tacabamba, en el departamento de Cajamarca, más de 900 kilómetros al norte de Lima, adonde viajó para esperar el resultado final.