Santiago A. Canton, jefe de la misión de observación electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA), solicita a los políticos que promuevan “un ambiente de paz” en los comicios de este domingo 6 de junio e hizo un llamado a la participación ciudadana.

Sin duda las elecciones intermedias, son consideradas las más grandes y violentas de la historia de México, por ello, Canton, a través de un video dijo:

“Todos los sectores políticos deben promover un ambiente de paz para que el domingo haya una jornada cívica y libre de violencia“.

El dirigente de la Misión de Visitantes Extranjeros de la OEA, formada por 36 personas, pidió a los partidos que este domingo “eviten una retórica agresiva” y consideró “fundamental” que encaucen sus reclamos o disconformidades “a través de las vías legales”.

“La democracia representativa se refuerza y profundiza con la participación permanente, ética y responsable de la ciudadanía. Es por esto que desde la misión de la OEA, hacemos un llamado para que la ciudadanía salga a votar con convicción democrática”, añadió el jefe de la misión.

Este 6 de junio, más de 93 millones de mexicanos están llamados a las urnas para renovar la Cámara de Diputados, 15 de 32 gobernadores, 30 congresos locales y más de 1.900 ayuntamientos en los comicios más grandes de la historia de México.

 

Cabe mencionar que la campaña de estos comicios se ha convertido en la más violenta de México puesto que se han registrado más de 780 agresiones contra políticos, superándose la cifra récord de 2018, cuando hubo elecciones presidenciales, federales y locales.

Además, hay al menos 90 políticos asesinados desde septiembre, cuando arrancó el proceso electoral, 36 de los cuales eran candidatos o aspirantes.

La misión de la OEA, llegada el 26 de mayo y desplegada en 18 de los 32 estados del país, ha mantenido reuniones con representantes del Gobierno, de las autoridades locales, de partidos políticos y la sociedad civil.

Canton aplaudió el “claro compromiso con la democracia y con el país” de los 1,4 millones de ciudadanos encargados de las mesas de votación en plena pandemia de covid-19.