Por la pandemia de Covid-19 en Italia se habían mantenido cerrados lugares públicos, hoy después de varios meses pudieron volver a comer y beber en el interior de restaurantes, cafeterías y bares por primera vez el martes, incluyendo el ritual matutino de tomar un expreso o un capuchino.

Cabe mencionar que los negocios tenían que ofrecer servicio al aire libre o para llevar, advirtiendo a los clientes que se alejaran antes de tomar un sorbo, pues eso violaba las restricciones por el coronavirus.